Siempre es interesante tomarle el pulso al mercado inmobiliario en la costa española. No solo porque nunca se sabe lo que va a traer entre manos el próximo cliente que va a entrar por la puerta de nuestra inmobiliaria, si no porque se podría decir que cuando el mercado inmobiliario de la costa estornuda, el mercado inmobiliario español en general se constipa. En este sentido tenemos algunos datos interesantes que nos ha ofrecido Tinsa sobre el primer trimestre de este año.

Son Antigua (Fuerteventura), Gavá (Barcelona) y Mojácar (Almería) los pueblos costeros en los que mas han subido los precios en el ultimo año, con alzas del 26,1%, del 17,8% y del 17,3%, respectivamente.

Los municipios de Castell-Platja d’Aro (+16,6%), Manilva (+15%), San Fernando, en Cádiz (+12,4%) o los de Premià de Mar (+11,6%), Marbella (+11,3%) y Benidorm (+10,9%) también presentan importantes crecimientos.

Aunque no todas las tendencias son ascendentes, ya que algunos municipios como son el caso de Mazarrón (-12,8%), Orihuela (-11,8%) y Vejer de la Frontera (-11,3%), han bajado según los datos provisionales que refleja dicho informe.

Estos datos, que no son más que un baremo de la situación de vivienda vacacional o segunda vivienda en España, están sacados a partir de información estadística y de la experiencia local de la red técnica de Tinsa en las 58 zonas en las que se ha realizado el estudio, dividiendo la costa peninsular e islas.

Según el estudio, el regreso progresivo de la demanda y el incremento de operaciones de la financiación están contribuyendo a impulsar los precios en mas municipios de costa que el año pasado. Por esto Tinsa señala que la situación de la vivienda vacacional o segunda vivienda es de clara mejoría en un 22,4% de las zonas analizadas, frente al 8,8% del pasado año. Otros municipios, concretamente en el 43% de los estudiados, se perciben indicios de mejora, con lo que casi dos terceras partes están evolucionando al alza.

La previsiones de cara a los próximos meses son por lo general optimistas. En un 52% de las zonas los precios evolucionarán mejor este año, frente al 38,6% que pensaba de esta manera en el informe anterior. Frente a esto, un 46,6% apuesta por un mantenimiento de la situación.

El informe incluye un sondeo sobre el valor medio de la vivienda vacacional en las mejores ubicaciones de cada zona, de forma que en un 43,1% de las zonas analizadas la vivienda en primera línea de playa se sitúa entre 2.000 y 4.000 euros/m2. En otro 31% estaría por debajo de los 2.000 euros/m2.

Si hablamos de nueva construcción, esta se concentra en zonas concretas y en la mayoría de las zonas analizadas (63,8%) no existe ninguna nueva actividad de construcción de vivienda vacacional. Los focos principales se concentran en Costa del Sol, Alicante, Almería, costa occidental de Cádiz, sur de Valencia, Costa Dorada, el Maresme, Murcia, Tenerife y Mallorca.

Las compraventas han registrado un cambio radical de tendencia en los últimos años. En un 84,5% de las zonas se ha percibido un incremento de transacciones en vivienda vacacional frente a apenas un 23% de las franjas analizadas el año anterior.

El conjunto de los municipios de costa incluidos en el informe aumentó un 14,6% las compraventas en 2016, según datos del Ministerio de Fomento, siendo los enclaves más activos Torrevieja, Marbella, Orihuela y Mijas.